Ready Player One: su adaptación de la novela al guión cinematográfico

Ryu Murillo Veyda

Detesto cuando alguien dice que el libro o la película es mejor que la otra. Eso sólo demuestra una absoluta ignorancia hacia lo que significa escribir literatura y escribir cine.

Literatura narrativa y cine sólo coinciden en que ambas se basan en las acciones para contar la historia pero aquella lo hace con palabras y ésta con imágenes y sonidos. Así, la obra literaria tiene que pasar por, digámoslo así, una traducción a otro idioma. Y naturalmente, cosas se pierden en la traducción. Pero, seamos justos, también cosas se ganan.

José Luis Sánchez Noriega clasifica las adaptaciones, según su fidelidad/creatividad, en cuatro categorías siendo Ready Player Now una “interpretativa” pues no sólo no toma la obra literaria en su totalidad sino que no busca expresarla tal cual mediante otro medio. Este es uno de los puntos fuertes del guión escrito por el novelista mismo, Ernest Cline, y uno de los mejores adaptadores que tiene Hollywood (pese a sus importantes tropiezos), Zak Penn.

Leer la novela, en este caso, es un arma de doble filo pues la película de Spielberg sólo toma de ésta la idea de la cacería del Easter Egg (lo pongo en inglés porque suena a albur en mexicano) y rasgos básicos de los personajes creando algunos (F’Nale) y rescatando a otros (I-R0k).

Los acertijos son diferentes; las pruebas, completamente otras; y el entramado de las acciones de los personajes es absolutamente distinto.

Sin embargo, sí tiene un error muy grave que no tiene que ver con si preferimos la resolución del libro o el de la película y tiene que ver con todo un plan que Parzival, nuestro protagonista, se ve en la necesidad de idear cuando todo parece que está perdido (no es spoiler sino regla de toda peli de acción/aventura/fantasía). Este elaboradísimo plan está cambiado en la película por un “Ave María, dame puntería” haciendo ver a la lideresa de la –paupérrima- resistencia (otro agregado que no existe en la novela) como ingenua y sin un plan de apoyo/rescate/emergencia.

Sin embargo y pese a todo, viéndola como adaptación, hay muchísimos balones muy bien bajados aunque haya algunos autogoles. Si no leíste el libro, te espera una experiencia cinematográfica harto entretenida y absolutamente disfrutable.

Si leíste la novela y vas al cine con la esperanza de ver cómo el intelecto, el ingenio y las horas de dedicación al estudio de una especialización se sobreponen a una poderosa corporación con mucha fuerza humana y monetaria… olvida que leíste la novela. No porque la peli sea mejor o la novela lo sea, sino como apunta Sánchez Noriega:

sólo porque, al ser ésta interpretada, la peli se aparta notoriamente del relato literario –debido a (…) transformaciones relevantes en la historia- y, al mismo tiempo, es deudor suyo en aspectos esenciales –el mismo (…) conjunto del material literario de partida.

Sigue a Ryu en Twitter como @MurilloVeyda

adaptaciones-cine-cultura pop-geek-libros-novela-Ready Player One-Steven Spielberg
POST RELACIONADOS