Reseña de Corre, Rocker de Sabino Mendez

Arturo Uriza

Dice Sabino Méndez en alguna parte de Corre, rocker que cuando eres joven peleas contra la calvicie, lo que representa y el cómo llegará a ti. No lo dice de esa forma, lo hace de una forma mucho más elaborada y hasta poética, romántica incluso. Y tiene sentido porque el rock and roll tiene que ver con todo eso, y con la juventud esfumada, y, por su puesto, qué añoranza más grande que la del pasado donde el sol era más brillante y el cielo más azul.

Sabino Méndez además de ser un gran letrista y guitarrista durante la época de Loquillo y Los Trogloditas, resultó ser un gran escritor, un artesano que además de dominar las cuerdas puede crear imágenes vívidas y potentes de un pasado cinematográfico donde la música fungió como arma de contracultura semiautomática, dispuesta a llenar de sangre y sudor las conciencias tradicionalistas de España, principalmente, -aunque en nuestro país también tuvo sus repercusiones a menor escala-.

Era una época de ebullición en todos lados y el contexto social y político era el caldo de cultivo perfecto para la juventud, que, como siempre, estaba hastiada de la realidad que le tocó, algo que Sabino aprovechó perfectamente para contextualizar sus lúcidos recuerdos adornando así una historia tan épica como si se fuera de The Clash o de los Sex Pistols de quienes se hablara.

Una de las grandes glorias del esta crónica editada por Anagrama, recae justamente en la prosa y la utilización del lenguaje que Sabino suma a su historia, haciéndola no solo un expendio de historias de la música, donde como bien sabemos se incluye la máxima triada de sexo, drogas y rock and roll, sino que también se utilizan todos los posibles clichés que acompañan a una banda durante sus años de rise and fall de una forma inteligente y alegórica para hablar de la búsqueda personal y lo relativos que son la fama y el éxito.

El autor, de forma inteligente, combina las escenas casi morbosas de los goces y tragedias artísticas con una recolección de momentos clave para la historia de la música contemporánea hispana, y por ahí se dejan ver nombres como el de Radio Futura y Alaska y Los Pegamoides, entre varios otros que complementan la mítica generada de la llamada Movida Española, la cuál, aunque se describe con nostalgia, también goza de un ojo crítico que muestra que no siempre los tiempos pasados fueron mejores.

Incluso, si no se es familiar con la música de Méndez o de su banda con Loquillo, este libro es una lectura fuertemente recomendable, universal de algún modo y necesaria para aquellos obsesivos de la historia de la música pop de este siglo. Entender de dónde vienen las cosas para saber cómo será el futuro, y aunque por ahí dice Sabino que “¿quién iba a querer crecer en un mundo que considerábamos nuclearizado, contaminado, asesino, opresor, injusto, represivo?” vale la pena pensar que, si bien el mundo no ha cambiado mucho, siempre hay algo que brilla y que permite que haya disrupciones en la miseria para poder divertirnos y dejar buenas historias que contar cuando seamos viejos.

Anagrama-Arturo Uriza-Corre Rocker-literatura-Loquillo y los Trogloditas-movida española-Radio Futura-rock-Sabino Méndez
POST RELACIONADOS